InicioEmbalaje y MOCAEl papel de los envases frente al desperdicio alimentario

El papel de los envases frente al desperdicio alimentario

Il embalaje puede proteger los alimentos, extender su vida útil y reducir el impacto ambiental, lo que resulta en una disminución del desperdicio de alimentos. En este sentido, el embalaje puede ser considerado un aliado en la lucha contra residuos de alimentos.

el enfoque ganar para ganar es utilizado por el proyecto SISTERS (1), financiado por la UE H2020, destinado a reducir el desperdicio de alimentos mediante la búsqueda de soluciones estratégicas para cada fase de la cadena agroalimentaria también a través del desarrollo de nuevos embalaje biodegradable.

Sistemas de eliminación de plástico

Contaminación plástica es una emergencia que el sector agroalimentario no puede ignorar (2). Menos del 30% de los plásticos llegan a los sistemas de gestión de residuos y se reciclan. El porcentaje es aún menor si no se consideran las botellas y los envases.

70% de plástico se elimina en vertederos o se incinera porque las tecnologías de reciclaje no son adecuadas y compatibles con la mayoría de los envases de plástico que son demasiado delgados o demasiado pequeños para ser seleccionados por las plantas de eliminación, complejos y compuestos de varias capas, sucios con residuos orgánicos para trabajar ( 1).

Paquete y desperdicio de comida

Un análisis realizado por ReFED (3) indica que el diseño mejorado de los envases podría desviar más de un millón de toneladas de desperdicio de alimentos y evitar seis millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero cada año.

Soluciones en este sector también tendrían un beneficio financiero neto de 4,13 millones de dólares (4). Sin embargo, hasta la fecha, existe una necesidad cada vez mayor de orientar a los productores y consumidores en la implementación de una gestión y un diseño de envases responsables para evitar el desperdicio de alimentos, cumplir los objetivos climáticos e integrar características positivas para los consumidores.

Figura 1 Emisiones de gases de efecto invernadero evitadas en toneladas métricas de dióxido de carbono equivalente respectivamente a las acciones enumeradas (3)

Paquete biodegradable

El uso de embalaje biodegradable se incluye en los objetivos deAcuerdo verde europeo, en políticas de reducción, reutilización y reciclaje de plásticos para minimizar el uso de plásticos y el uso de energía y recursos, persiguiendo un ambiente libre de tóxicos (5).

Globalmente i embalaje los biodegradables representan el 1% de la capacidad total de producción de plásticos, para un volumen de más de 2 millones de toneladas al año. Europa alberga una cuarta parte de la capacidad de producción, mientras que Asia representa casi la mitad. Se espera que su producción crezca más rápido que en años anteriores y que duplique su participación en la capacidad total de producción de plástico para 2025 (6).

Los dos principios de los materiales biodegradables

1) Propiedades del sistema

El diseño de nuevos plásticos o para el desarrollo de medidas políticas es considerar la biodegradación como una “propiedad del sistema” que tiene en cuenta las propiedades materiales, las condiciones ambientales específicas y los riesgos.

2) Determinación del tiempo de degradación

El uso de plásticos que la biodegradación en el medio ambiente abierto debe limitarse a materiales para los cuales se ha demostrado una biodegradabilidad completa durante un período de tiempo específico y probado para evitar daños al medio ambiente y a aplicaciones específicas donde la reducción del consumo o la reutilización no son opciones viables y donde la la eliminación, recolección y reciclaje completo de productos plásticos no es factible.

PLA- Ácido poliláctico

Uno de los polímeros líderes. estudiado en el contexto de embalaje biodegradable es PLA (ácido poliláctico). PLA es actualmente el plástico biobasado y biodegradable más accesible, pero su biodegradabilidad, y la de muchos otros biopolímeros biodegradables, es limitada y no está garantizada en todos los entornos.

Recientes descubrimientos han demostrado que los envases de PLA, si se tratan con enzimas naturales y se introducen en una matriz de polímero biodegradable, pueden desintegrarse más rápidamente a temperatura ambiente y, por lo tanto, pueden transformarse en compost en menos de 8 semanas y certificarse "OK Compost Inicio".

upcycling– Bioplásticos a partir de residuos agroindustriales

Algunos estudios (7) encontró estrategias disponibles paraupcycling (8) de residuos agroalimentarios en bioplásticos funcionales y materiales avanzados. Biomasas de bajo valor o infrautilizadas, biocoloides, biopolímeros solubles en agua, monómeros polimerizables y nutrientes se introducen como componentes básicos para la conversión biotecnológica de bioplásticos.

Obtención de bioplásticos a partir de residuos agroindustriales representa uno de los principales objetivos dentro del enfoque ganar para ganar.

Coalición de embalaje sostenible (SPC)

La Coalición de embalaje sostenible (SPC) (9), asociación comprometida con la implantación de envases sostenibles, ha publicado una guía, “Mejores prácticas para diseñar empaques para prevenir y reducir el desperdicio de alimentos"(10).

El documento propone tratar el tema de la prevención del desperdicio alimentario combinándolo con el de la sostenibilidad de los envases. También presenta estrategias de diseño específicas, como capacidad de resellado, nuevos tamaños de porciones y paquetes, y empaques activos/inteligentes.

Las estrategias descritos por la guía también ayudan al las partes interesadas en la búsqueda de un compromiso entre residuos de alimentos y la sostenibilidad del desperdicio de alimentos.

En promedio, solo el 3-3,5 % del impacto climático de los alimentos envasados ​​proviene del propio envase, el resto proviene de otras etapas del proceso. cadena de valor alimentaria. Este porcentaje puede ser sensiblemente mayor para algunos tipos de alimentos y formatos, pero al final el envase “resulta rentable” si ayuda a reducir al menos un 4% el desperdicio de los alimentos que contiene.

Esto significa que incluso cuando el empaque crea un impacto en el clima, las empresas deben priorizar estrategias que reduzcan el desperdicio de alimentos.

Las 5 estrategias para reducir el Desperdicio Alimentario – El proyecto de las Hermanas

El proyecto europeo Sisters encaja en este contexto y apunta a la implementación de cinco estrategias innovadoras siguiendo el enfoque combinado de la lucha contra residuos de alimentos a través de una gestión inteligente de embalaje.

Cada innovación se une directamente a una fase del Cadena de suministro de alimentos:

  • nuevas herramientas para que los productores primarios promuevan las ventas directas y de cadena corta (agricultores),
  • nuevas innovaciones tecnológicas en embalaje para convertidores y minoristas,
  • Campañas de sensibilización para minoristas y consumidores sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos.

1 – La Plataforma para cadenas de suministro cortas

El proyecto propone la creación de la primera plataforma en línea Unión Europea para permitir a los agricultores y al sector primario vender los excedentes de su producción, favoreciendo así la economía local y facilitando el acceso a alimentos sanos y nutritivos a los colectivos sociales más desfavorecidos.

este espacio incluirá, por ejemplo, cultivos de frutas y hortalizas que no cumplan con los estándares de tamaño o apariencia exigidos por el mercado para su posterior comercialización, pero que sean perfectamente aptos para el consumo.

2 – Contenedores SMART para productos envasados ​​y a granel

HERMANAS también diseñará recipientes para alimentos inteligente lo que ayudará a minimizar las pérdidas de alimentos durante el transporte, manteniendo en óptimas condiciones tanto los alimentos a granel como envasados ​​gracias a la instalación de sensores avanzados que permitirán un control preciso del entorno en el que se transporta o almacena el producto.

Entre otros parámetros, se medirá la temperatura, la humedad y la composición gaseosa del ambiente.

3 - Envases de alimentos activos y de base biológica

Para implementar la preservación de la calidad de los alimentos, también se desarrollará una serie de envases de base biológica, utilizando biopolímeros a base de poliésteres y ácido poliláctico (PLA) que pueden ser compostados en casa, reduciendo así el impacto negativo sobre el medio ambiente.

a estos materiales Se agregarán aditivos extraídos de desechos agrícolas para extender la vida útil de los productos a través de ciclos. upcycling. Se añadirán otros aditivos para favorecer el proceso de biodegradabilidad del producto final.

4 – Sello de excelencia

Complementando de esta estrategia global, SISTERS creará un sello de excelencia que tiene como objetivo promover prácticas minoristas sostenibles.

5 – Etiquetado con código QR

La etiqueta proporcionará información a los consumidores a través de un código QR y un etiquetado dinámico, con el fin de crear conciencia sobre la sostenibilidad tanto para los clientes como para los minoristas.

Sin residuos, cuantificar los residuos y reducir el estrés ambiental

También Inútil es un proyecto europeo cuyo objetivo final es reducir el desperdicio de alimentos para reducir el estrés ambiental. El proyecto tiene como objetivo desarrollar herramientas para medir y monitorear las pérdidas y el desperdicio de alimentos en diferentes escenarios, desde el comercio minorista a gran escala hasta las familias.

Además, se desarrollará una caja de herramientas digital para recopilar y compartir buenas prácticas destinadas a la reutilización de flujos secundarios y residuos dirigidos a todos los actores de la cadena de valor alimentaria.

giulia pietrollini

Note

(1) Página Oficial del Proyecto SISTERS EU https://sistersproject.eu/

(2) Marta Strinati y Darío Dongo. Contaminación plástica, las responsabilidades de las Big Food. REGALO (Gran Comercio Alimenticio Italiano). 12/01/2022

(3) ReFED, Hoja de ruta para 2030: Reducir el desperdicio de alimentos en EE. UU. en un 50 %, 02.2021 https://refed.org/uploads/refed_roadmap2030-FINAL.pdf

(4) Darío Dongo y Marta Cantado. Plásticos compostables, crecimiento de dos dígitos. REGALO (Gran Comercio Alimenticio Italiano). 20.06.2019

(5) Darío Dongo, Alessandra Mei. Reducción, reutilización y reciclaje de envases en la UE. La propuesta de PPWR. REGALO (Gran Comercio Alimenticio Italiano). 14.12.2022

(6) European Bioplastics, nova-Institute, Market Update 2021. La cuota de mercado de estos plásticos en la UE también es del 1 %. https://www.european-bioplastics.org/market/

(7) Otoni CG, Azeredo HMC, Mattos BD, Beaumont M, et al. El nexo entre alimentos y materiales: bioplásticos de próxima generación y materiales avanzados a partir de residuos agroalimentarios. Materia avanzada. 2021 de octubre;33(43):e2102520. doi: 10.1002/adma.202102520. Epub 2021 12 de septiembre. PMID: 34510571.

(8) Darío Dongo. Upcycling el camino principal hacia la investigación y la innovaciónREGALO (Gran Comercio Alimenticio Italiano). 1.1.2023

(9) La Coalición de Empaque Sostenible (SPC). Centro de soluciones de la cadena de suministro (edf.org) https://supplychain.edf.org/partner/the-sustainable-packaging-coalition-spc/

(10) La Coalición de Empaque Sostenible (SPC). ¿Tu envase combate el desperdicio de alimentos? (sustainablepackaging.org) https://sustainablepackaging.org/does-your-package-fight-food-waste/

Artículos Relacionados

Artículos recientes

Commenti recientes