El Compromiso de Unilever

Lavarse las manos antes de comer es una de las primeras lecciones que se enseñan a los niños. Sin embargo, en las zonas desfavorecidas del planeta esta regla básica sigue siendo desobediencia, ocasionando consecuencias dramáticas. La transmisión de gérmenes a través de las manos es una de las razones más comunes de la propagación de la diarrea y de las enfermedades respiratorias, ambas consideradas unas de las principales causas de mortalidad infantil.

Para contrarrestar este fenómeno, Unilever, participa con su jabón antibacterial Lifebuoy en el proyecto “Millennium Villages” del Earth Institute, en el que participan 500.000 personas en 10 países africanos. El objetivo es convencer a los gobiernos de fomentar la higiene de las manos dentro de las medidas que se deben considerar en las políticas nacionales de salud pública.

“Las problemáticas cruciales del mundo requieren enfoques innovadores, nuevos modelos de negocio y alianzas” afirma el Consejero Delegado de Unilever, Paul Polman, que con su nuevo Sustainable Living Plan, desea mejorar el bienestar de mil millones de seres humanos. En los últimos dos años las iniciativas dirigidas por el grupo en los diferentes contextos de África y Asia, han ayudado a corregir los hábitos de higiene de 50 millones de individuos.