Uvas italianas

Uvas italianas, la fruta saludable número uno

Las uvas italianas son una delicia. Es una de las frutas frescas con mayor aporte calórico. Una porción de 150 gramos equivale a casi 110 calorías. La baya de la vid (vitis vinifera) es un producto de alta calidad rico en otras cualidades también. Sin importar si se trata de la uva roja o la blanca, de mesa, para vino o mosto, todas sus variedades son una fuente importante de vitaminas, minerales y antioxidantes, con un sabor refrescante e irresistible.

Las uvas italianas están disponibles en los mercados de julio a noviembre. Tres variedades de uvas italianas obtuvieron el reconocimiento IGP. Dos de éstas son uvas sicilianas: Mazzarrone, cultivada entre las provincias de Catania y Ragusa, y Canicattì, cosechada en el territorio que une Agrigento y Caltanissetta; y una variedad de Apulia, procedente de toda la región al sudeste de la Península.

Una fruta suculenta y saludable. Los diabéticos deben controlar su consumo, ya que puede contener hasta el 18% de azúcar (glucosa y fructuosa), especialmente cuando está madura. Como compensación, cada uva dona potasio y vitamina C.

Toda la planta ofrece propiedades beneficiosas. Algunas sustancias localizadas en las hojas, las semillas (mayormente en la uva roja) y en las raíces han demostrado tener una actividad eficaz contra el colesterol, en la protección de los vasos sanguíneos y como antioxidantes. Es un producto ampliamente utilizado en los sectores de fitoterapia y cosmética.