Vino tinto italiano

Sagrantino di Montefalco

Sagrantino di Montefalco

Sagrantino di Montefalco, un tinto italiano de ritual

El Sagrantino di Montefalco es, sin ninguna duda, el mejor vino tinto italiano de la región italiana de Umbría. La zona de producción del Sagrantino abarca los municipios de Montefalco, Giano, Bevagna, Gualdo Cattaneo y Castel Ritaldi. Su nombre deriva de la palabra “sacra” y de su uso en ceremonias religiosas de los monjes Franciscanos siglos atrás.

Los orígenes del Sagrantino di Montefalco han sido trazados en el Cercano Oriente, en donde se perdieron bajo la sombra del tiempo. Esta varietal ha sido un elemento permanente con casi 2.000 hectáreas, desde su llegada a Italia, en la provincia de Perugia. A pesar de tener un papel fundamental en la economía y la cultura local, durante el siglo IXX corrió el riesgo de extinguirse. Sin embargo, resucitó a partir de 1970 y en 1992 se convirtió en una DOCG. Actualmente, el Sagrantino, es uno de los vinos tintos italianos más codiciados en todo el mundo.

El Sagrantino se caracteriza por su aroma y color intenso. Su alto tenor del polifenoles lo hace particularmente apto para el añejamiento. Es un vino que puede ser comercializado únicamente después de un período de maduración no inferior a 30 meses, de los cuales al menos 12 en barriles de madera para el Secco. Esta característica no es obligatoria para el Passito (la versión dulce).

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario