Vino licoroso

Vino licoroso, nada mejor para dar un toque final

El vino licoroso italiano es una opción deliciosa para concluir un comida sofisticada.  La tradición lleva a las mesas italianas y del mundo, numerosas botellas de auténtica ambrosía como: el Vin Santo de origen toscano, un vino italiano arraigado en la historia y el Marsala, un vino licoroso utilizado también en un gran número de recetas. 

Es necesario distinguir el vino licoroso del passito (vino de pasas). El Vin Santo y el Marsala, ambos licorosos, se obtienen de un vino base compuesto de uvas aromáticas (como, por ejemplo, el Malvasia y el Aleatico, cultivados en la Isla de Elba), al que se agregan otros componentes: alcohol, aguardiente, mosto concentrado y a veces caramelo.  En cambio, se llaman passiti aquellos productos con cepas bastante dulces, cuyos racimos se dejan secar más o menos prolongadamente.

La costumbre histórica de agregar ingredientes alcohólicos a los vinos, nace de la necesidad de bloquear la fermentación, especialmente durante los largos viajes de exportación.  Las transformaciones a nivel sensorial y de pigmentación son muy relevantes: la coloración va de un amarillo pajizo a un ámbar u oscuro brillante; el sabor puede ser seco o armonioso, con un retrogusto limpio.

marsala vino pf grande
Vino licoroso

Vino Marsala

Marsala, un vino licoroso italiano El vino Marsala es un vino licoroso de postre producido en la provincia de Trápani, en Sicilia.  El Marsala se obtiene a través del uso de uva blanca y negra. Su creación se debe al feliz encuentro con un rico comerciante inglés, John Woodhouse, a...

Lee mas