Vino blanco

Vino blanco italiano, un aroma inconfundible

Vino blanco italiano significa sumergirse en un universo de calidades. Los distintos tipos de vino blancoMalvasia, Greco, Arneis y Erbaluce – se caracterizan por variedades tradicionales, así como de fama reciente. Este es el caso de cepas autóctonas como las del Grillo y el Catarrattto en Sicilia, que al inicio se utilizaban casi exclusivamente para crear la mezcla perfecta del Marsala, y hoy se han convertido en productos en sí mismos, enriqueciendo la oferta de vinos blancos italianos.

Los procedimientos en la vinificación cambiaron con el fin de adaptarse a las nuevas tendencias en el consumo a partir de 1980. Tradicionalmente, para producir vino blanco italiano, se saltaba la fase de maceración, realizando inmediatamente la separación del líquido del mosto, de los sólidos. Respecto al pasado, actualmente el proceso es estrictamente controlado antes de la fermentación, para permitir una conservación de las características aromáticas, en modo de poder proteger el buqué frutal y floral.

Este acercamiento a los verdaderos aromas naturales de los racimos, representa  una evolución positiva para el blanco de excelencia, gracias a la infinidad de variedades de uva que se han desarrollado a lo largo de los siglos en el territorio de la península, generando atributos únicos.

pinot grigio
Vino blanco

Vino Pinot grigio

Vino Pinot grigio, un blanco clásico Hablar del Pinot grigio, significa describir toda una época del boom del vino blanco italiano, entre los años 60 y 90. Durante décadas representó la bebida de moda en la Península, por lo que se exportaba en cuantiosas cantidades. Esta cepa es común en...

Lee mas