Vino italiano

Más que una isla, un continente

Más que una isla, un continente

Los vinos como Vermentino, Vernaccia, Cannonau, Bovale, Carignano, Malvasia, Monica, Nasco y Torbato están entre los más famosos de Cerdeña. La viticultura, difusa en la isla a partir del 1300 a.C., representa todavía el principal cultivo arbóreo de la región. Según diversos estudios el Cannonau es uno de los vinos más antiguos del Mediterráneo.

La escuela enológica italiana se ha perfeccionado en los últimos siglos con el lema “el vino se hace en la viña” y Cerdeña, con su rica variedad de cultivos, es una de las mejores regiones italianas desde este punto de vista. La asombrosa variedad de uva presente en el territorio se refleja en los más de 50 vinos con Indicación Geográfica, entre DOC, DOCG e IGT. En cuanto a vinos se refiere, Cerdeña más que una isla es un continente, con una producción sorprendente en términos cuantitativos y cualitativos, gracias a la diversidad de los microclimas y a las características del suelo.

Los vinos de Cerdeña son adecuados para cada ocasión, empezando por los vinos tintos como el Carignano y los vinos dulces como la Vernaccia noble, pasando por los blancos de Gallura. A pesar de la gran variedad, hasta ahora son pocas las bodegas que se han afirmado fuera de la isla, por lo que existen grandes potencialidades en este mercado.