alcachofas

alcachofas italianas

alcachofas italianas

Alcachofas italianas, propiedades mediterráneas

Los productores de alcachofas italianas se mantienen líderes en el mercado mundial, aun si la superficie destinada a la cultivación de la alcachofa ha ido aumentando gradualmente alrededor de todo el mundo. En Italia, las alcachofas y sus recetas, son consideradas un patrimonio cultural, basta pensar a las famosas alcachofas a la romana o a las pinturas de Arcimboldo (“Estate” y “Vertumnus“).

De acuerdo con la FAO, durante el 2005 las alcachofas italianas representaron más del 30% de la producción global, seguidas por las alcachofas españolas. En la península se cultivan distintas variedades, las más renombradas son: Romanesco, Campagnano, Spinoso Sardo, Violento Toscano y Catanese.

No es una novedad que las alcachofas y los italianos hayan siempre estado en sintonía, recordemos que ya los antiguos Etruscos las cultivaban y que los Romanos exaltaban sus propiedades preparando recetas con miel y vinagre. En la provincia de la capital nacieron recetas como “a la romana” e, igualmente conocidas, “a la judía”.

La relación entre las hortalizas y la población italiana se encuentra probablemente en las diferentes posibilidades de su uso y en las propiedades que contienen: son fuente de pocas calorías y de altos niveles de calcio, fósforo, magnesio, hierro y potasio.

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario