alcachofas

alcachofas a la romana

alcachofas a la romana

Alcachofas a la romana, una receta simplemente deliciosa

Las alcachofas a la romana, como su nombre lo explica, son una guarnición típica de Roma y de las zonas rurales de la región de Lacio, en donde desde la época de los antiguos Romanos se consumen alcachofas. Las recetas más famosas en toda la península, de alcachofas rellenas o simples, son seguramente: las alcachofas a la romana y, de origen hebraica, las alcachofas a la judía.

Algunos históricos consideran que el segundo tipo, “a la judía”, provenga del gueto romano. Un denominador común son el campo y la cocina “pobre”: los campesinos, de hecho, comían lo que la naturaleza les ofrecía, como las exquisitas “mammole“, así se llama una variedad local de alcachofas.

Recetas en absoluto complicas y con un contenido calórico medio (alrededor de 50 kcal en 100 g), pero de gran importancia en los usos y costumbres capitalinas. Si desea ponerse a prueba en casa, consiga una “mamola“, pan rallado, perejil, ajo, aceite, un limón y menta. En primer lugar, es necesario limpiar bien cada alcachofa, posteriormente rellénela con la mezcla de los ingredientes y cocínela en un recipiente antiadherente. Agregue agua hasta la mitad de las verduras y cubra con una tapa. Recuerde que el secreto está en combinar las hojas y el relleno, manteniendo la preparación a fuego lento.

GIFT

GIFT

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario