Achicoria

achicoria de treviso

achicoria de treviso

Achicoria de Treviso, un patrimonio nacional

El color blanco de la nieve y el verde tenue otoñal contrastan el magenta de la achicoria de Treviso, la única “flor” en grado de crecer triunfal en esta estación del año. La achicoria de Treviso muestra tallos en tonos alabastros y un rojo intenso en las hojas. Es el reflejo de la personalidad de los habitantes y las poblaciones vénetas, y la expresión de una nobleza simple y humilde, que ha sabido mantener un contacto sabio con la tierra hasta nuestros días.  

La achicoria de Treviso italiana, al menos como achicoria roja, ha sido conocida por el hombre desde los albores de la civilización: la nombra, por ejemplo, Plinio el Viejo y algunos textos incluso la hacen derivar del Jardín del Edén. Sin embargo, solo la chicoria de Treviso es hija de numerosas hibridaciones que han caracterizado, desde el 1600 a la actualidad, una producción particular. 

El área de cultivo que se extiende desde el territorio de Treviso hacia las provincias de Padua y Venecia está especificada en la normativa IGP (Indicación Geográfica Típica). Un reconocimiento obtenido en 1996, a partir del cual se formó un Consorcio de Tutela de la achicoria roja de Castelfranco y Treviso. 

El corazón de esta verdura italiana, ligeramente amargo, se combina perfectamente con quesos suaves y arroz. Muy recomendada como parte de una dieta equilibrada, ya que es un alimento hipocalórico.  

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario