Una Nueva Vida para las Marcas Históricas de Excelencia

Las marcas históricas italianas de Panettone han aumentado sus ventas en fechas cercanas a la Navidad. Se trata de un fuerte período de consumo para el famoso postre de la antigua tradición de Milán. Tan sólo en Italia las ventas se estiman alrededor de quinientos millones de euro.

El productor piamontés Galup ocupa el primer lugar con un Panettone horneado desde 1922, con un glaseado hecho a mano adornado con avellanas IGPA. A principios del 2012 un grupo de empresarios relanzó la marca que vuelve a las crónicas en estos días con una campaña publicitaria televisiva y como patrocinadora de una iniciativa de “bike-sharing” en Turín.

También es una festividad importante para Vergani, una de las fábricas más importantes de Panettone italiano, que inaugura un punto de venta monomarca en el centro de Milán, a dos pasos de la famosa Avenida Buenos Aires.

Otro símbolo de la excelencia productiva del Panettone y otros postres es la compañía Tre Marie que celebra el cambio de propiedad de Sammontana a Galbusera. Uno de los líderes italianos en los productos pasteleros de horno. ¡Felices Fiestas!