Una Empresa Familiar

La historia de la empresa Agrumi-Gel comienza en Sicilia en los primeros años del novecientos por obra del bisabuelo. Un gran visionario que tuvo la idea de producir aceites esenciales con la transformación de los cítricos. Una actividad que tradicionalmente se llevaba a cabo directamente en el campo en donde se cosechaba la fruta.
La empresa familiar se convirtió primero en una fábrica pequeña de transformación que utilizaba métodos tradicionales y posteriormente en la tercera generación de la familia Imbesi se creó una planta más grande. Una vez abandonado el método de producción manual, Agrumi-Gel comenzó a utilizar técnicas mecánicas para extraer aceites esenciales de los cítricos, así como jugos naturales. Actualmente Agrumi-Gel es una de las plantas de procesamiento de cítricos más modernas e importantes, gracias a una tecnología avanzada que la posiciona entre las fábricas más grandes e innovadoras de Italia.