Un mercado en crecimiento

El Financial Times ha confirmado la gran expansión en la demanda de leche para bebé en China producida en el extranjero. Los consumidores de la República Popular prefieren compran productos extranjeros, ya que éstos son percibidos como más seguros para sus hijos después del escándalo de la leche contaminada con melamina en el 2008. La confianza de los consumidores en la producción nacional se ha debilitado aún más debido a los escándalos sucesivos, en un país en el que sólo el 28% de las madres lacta. Las estimaciones hablan de un mercado de 82 millones de consumidores que vale 12,5 mil millones de dólares, una cifra que podría duplicarse en los próximos cuatro años y China encabeza las ventas mundiales. Algunos fábricantes locales están probando a comercializar la leche para bebé “estilo europeo”, en un intento por revertir la tendencia, mientras tanto el gobierno ha reducido los aranceles de importación del 20% en el 2012 al 5% este año. Los productores internacionales han ingresado al mercado en China, ¿sabrán seguir el ejemplo las empresas italianas?