Trufas

Trufas negras

Trufas negras

Trufa negra, especialidad italiana

Las trufas negras son uno de los alimentos más caros del mundo. Ocupan el segundo lugar únicamente después de su contraparte blanca. Esto se debe a que las delicadas trufas negras italianas son insólitas y no cultivables. Sin tomar en cuenta las propiedades y aromas únicos de su frescura, capaces de transformar cualquier plato simple en uno digno de un Papa.

El sabor de las trufas frescas es muy añorado. Estas joyas de la tierra se descubren en cantidades limitadas, volviendo el precio fluctuante, dependiendo de la demanda y la oferta. Especialmente las trufas blancas está radicada en la gastronomía local de las regiones en donde crece esta maravilla, al grado que genera auténticos peregrinajes de los grandes apasionados, a lugares como Norcia en Umbría, con el fin de disfrutar recetas tradicionales a base de trufas italianas.

Existen dos tipos de trufas negras italianas: tartufo nero pregriato (de excelencia) y estivo (de verano), llamada Scorzone. La primera es originaria del centro de los Apeninos, Piamonte y Véneto, de noviembre a marzo y se caracteriza por una superficie negra y verrugosa, ligeramente rosa si no está madura. El interior es café con vetas compactas en tonos marfil. Es aromática, pero no demasiado y delicada al gusto. El período de maduración de la segunda variedad es entre mayo y agosto, presenta protuberancias mayores y posee un color avellana uniforme.

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario