IniciotecnologíasAntimicrobianos a partir de residuos vegetales, patente de la Universidad de Parma

Antimicrobianos a partir de residuos vegetales, patente de la Universidad de Parma

Un grupo de investigación multidisciplinario del Departamento de Ciencias de Alimentos y Medicamentos de la Universidad de Parma ha presentado recientemente una patente de investigación para una invención industrial, 'Producción de antimicrobianos a partir de residuos vegetales'. Relacionado con la preparación de un extracto con actividad antimicrobiana a partir de subproductos de la cadena de suministro hortofrutícola. (1)

Profesora Camila Lazzi - Profesor asociado de Microbiología Agrícola del Departamento de Ciencias de Alimentos y Medicamentos de la Universidad de Parma - explica el proyecto.

Antimicrobianos a partir de residuos vegetales, ¿qué es?

Se trata de una nueva línea de investigación que permite valorizar materiales de desecho para la producción de compuestos innovadores de alto valor añadido. Que se puede utilizar en diversos campos industriales (alimentos, piensos, químicos y farmacéuticos). Los principales actores son los microorganismos GRAS (Generally Recognized As Safe) que, con su actividad metabólica, convierten sustratos de bajo valor en moléculas de interés comercial.

¿Qué resultado ha obtenido y qué aplicaciones se pueden derivar de él?

Hemos logrado patentar un proceso que se basa en la fermentación en estado sólido, mediante el uso de bacterias lácticas, de subproductos del procesamiento de tomate, melón y zanahoria. Así como en la fase de extracción posterior. El producto obtenido mostró una actividad antibacteriana relevante -in vitro e in situ (en alimentos)- frente a los patógenos alimentarios más comunes, como Listeria monocytogenes, Estafilococo aureus, Escherichia coli, Bacillus cereus, Salmonella,  y contra las microflores alterativas, mostrando un mejor comportamiento que algunos conservantes tradicionales.

El nuevo producto, que no contiene moléculas sintéticas, puede utilizarse como ingrediente para aumentar la vida útil de los alimentos. Dada la estabilidad del extracto antibacteriano a altas temperaturas, también será posible evaluar su uso en procesos de transformación en asociación con tecnologías de estabilización térmica o no térmica, con el fin de reducir tiempos, costos e impactos negativos en la calidad organoléptica y nutricional. de los productos
 
¿Cómo nació este trabajo?

En el Laboratorio de Microbiología de Alimentos de la Universidad de Parma existe una colección microbiana, más de 4000 cepas, que representa un patrimonio de biodiversidad a proteger y mejorar. La diversidad fenotípica es un recurso de diferenciación e innovación en el sector alimentario pero también puede ser utilizada para procesos de fermentación destinados a la producción y recuperación de moléculas de interés.

El proyecto nació hace unos tres años como parte de un tema de investigación más amplio que se refiere, por un lado, a la producción de nuevas bebidas a base de frutas y verduras fermentadas, y por otro, a la producción de moléculas de interés comercial a través de la potenciación de subproductos hortofrutícolas para una biosostenibilidad cada vez mayor de toda la cadena agroalimentaria.

Creemos que la investigación dirigida a estos temas puede tener un fuerte impacto industrial, para desarrollar nuevos productos actualmente ausentes en el mercado (empresas de procesamiento), nuevos ingredientes de etiqueta limpia (empresas de ingredientes). Y también para identificar nuevos potenciales de aplicación de cepas bacterianas que verán ampliado su campo de aplicación y el mercado de interés (empresas iniciadoras).

En su opinión, ¿cuáles son las razones de este resultado?

Entusiasmo y mucha pasión por el trabajo propio, trabajo en equipo e integración de las diferentes habilidades que están presentes dentro del Departamento. Por último, pero no menos importante, la contribución de la Fundación Cariparma que permitió el inicio de esta nueva línea de investigación.

galiano quartaroli 

Note

(1) Solicitud de patente no. 102019000006815, 14.5.19. El grupo de investigación está compuesto por la Prof. Camilla Lazzi, la Prof. Valentina Bernini, el Prof. Erasmo Neviani, el Prof. Gianni Galaverna, la Dra. Martina Cirlini, la Dra. Annalisa Ricci, la Dra. Antonietta Maoloni, el Dr. Luca Calani y la Sra. Silvia Zanetti .

+ publicaciones

Tecnólogo de alimentos, trabajó en la primera y segunda transformación industrial, en restauración, ahora en el GDO.

Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan sus datos.

Artículos Relacionados

Artículos recientes

Commenti recientes

Traducir »