Té, sabores y características

. Es la bebida más antigua del mundo, precedida únicamente por el agua. En Asia es considerada un elixir fundamental para una vida larga y saludable. Existen numerosos y diferentes tipos de té. Se diversifican en base a su origen y al tratamiento de la hoja, desde el noble té verde hasta el negro, del semifermentado al frío, incluyendo la excelente y pequeña producción de té italiano.

A pesar de las dificultades climáticas en Italia se han hecho varios tentativos para cultivar la “Camelia sinensis“, el más sobresaliente en S. Andrea di Compito, en Lucca. Los italianos aman el té frío, gracias a que quita la sed, especialmente en el verano. Por esta razón, es fácil encontrar numerosas marcas en los supermercados.

El té proviene de un arbusto con hojas pequeñas y fragantes, que se cultiva principalmente en China, India, Rusia y Turquía. Su riqueza en polifenoles varía dependiendo del tipo de fermentación y es siempre una fuente importante de: flúor, zinc, potasio, cobre, hierro, vitaminas (B1, B2, C, E, P) y antioxidantes. Algunas mezclas menos fermentadas también ofrecen un alto contenido de manganeso, ideal para adelgazar; mientras que el rojo, se recomienda para purificar el intestino.

ta%CC%88-italiano-470x264

té-italiano

Té italiano, oro verde A lo largo de la historia se han llevado a cabo numerosos intentos por cultivar té italiano. Pavía con sus “camelias...