Fruta italiana

Superfood, la granada

melagrana

Wonderful, Parfianka y Diente de Caballo, son solo algunas de las variedades más apreciadas de la granada. Cuyo fruto, se cualifica plenamente como superfood. A continuación más información y consejos:

 

Granada, historia y leyenda

 

La granada, fruto invernal por excelencia, deriva de la Punica Granatum, un pequeño árbol nativo del área que va de Irán al Himalaya. Su cultivación se extendió posteriormente a todo el Medio Oriente y al Mediterráneo, así como al sudeste de Asia, México y EE.UU..

 

La granada – del latin malum granatum (manzana “granada”, es decir, “con semillas”) – fue utilizada desde la antigüedad para tratar distintas patologías entre las cuales se encuentran: las infecciones relacionadas con parásitos y microbios, diarrea, úlceras, aftas, hemorragias y las enfermedades respiratorias. Gracias a tales virtudes, y a su belleza única, el fruto ha nutrido igualmente la narrativa místico-religiosa.

 

La Biblia describe la granada como uno de los arboles que permitieron al pueblo de Israel reconocer la tierra prometida. De acuerdo con una de las tantas leyendas, sus bayas nacieron de la sangre que cayó de la frente de Jesucristo atravesada por la corona de espinas.

 

La Granada y sus extraordinarios beneficios para la salud

 

La granada – con sus bayas carnosas de color rojo intenso, que revisten pequeñas semillas de sabor dulce y acídulo, dichas arilos – es un preciosa aliada de la salud.

 

Numerosos estudios científicos han demostrado los efectos benéficos de este fruto como antioxidante, antidiabético e hipolipemiante (es decir, capaz de reducir los niveles plasmáticos de colesterol LDL). La granada se presta a aplicaciones preventivas en una variedad de patologías, debido a sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, antivirales y antitumorales. (1)

 

Los beneficios para la salud son atribuibles a la prevalencia de la amplia variedad de fitocomplejos que caracterizan la granada, especialmente los polifenoles, entre los cuales destacan los elgitannins hidrolizables, las antocianinas, etc.. La acción sinérgica de los constituyentes, además, parece superior a aquella de las sustancias consideradas individualmente.

 

Vitaminas – de los grupos B, A, C, E y K – y sales minerales (hierro y potasio, fósforo, magnesio, selenio y calcio) completan el tesoro para la salud.

La Granada, frutos y extractos. ¿Cómo elegir?

 

En la selección de las granadas se aconseja verificar que:

 

  • Los frutos tengan una forma ligeramente escuadrada (2), un color intenso y brillante, y sin manchas oscuras. La opacidad de la superficie indica un avanzado grado de maduración.
  • La superficie del fruto no debe tener una cáscara excesivamente dura, ni con cortes, hongos y partes húmedas. (3)
  • El peso específico del fruto debe ser relativamente conspicuo. (4)

 

Los frutos pueden ser consumados tal cual, cuando se decida de dedicar un poco de tiempo a sí mismo, distrayendo las manos del Smartphone. Es decir, en extracto o jugo, los cuales permiten aprovechar también de los fenoles y los taninos, contenidos en grandes cantidades en la cáscara.

 

Los extractos y jugos, deben realizarse en el instante, para el consumo inmediato. En alternativa, estas bebidas deben ser elaboradas a bajas temperaturas y sin pasteurizar. En modo que puedan preservar sus cualidades nutricionales y benéficas para la salud, características esenciales del superfood, relacionadas con la frescura.

 

Dario Dongo e Renzo Pierpaolo Turco

 

Notas

(1) Se citan algunos estudios científicos que destacan, entre los más de 700 disponibles:

– ‘Preventive and Prophylactic Mechanisms of Action of Pomegranate Bioactive Constituents’, http://dx.doi.org/10.1155/2013/789764

– ‘Pomegranate and its Many Functional Components as Related to Human Health: A Review’, doi 10.1111/j.1541-4337.2010.00131.x

– ‘Pomegranate juice flavonoids inhibit low-density lipoprotein oxidation and cardiovascular diseases: studies in atherosclerotic mice and in humans’, PubMed ID 12224378

– ‘Cholesterol-lowering effect of concentrated pomegranate juice consumption in type II diabetic patients with hyperlipidemia’, doi 10.1024/0300-9831.76.3.147

–  ‘Long-Term Dietary Supplementation of Pomegranates, Figs and Dates Alleviate Neuroinflammation in a Transgenic Mouse Model of Alzheimer’s Disease’, doi 10.1371/journal.pone.0120964, su https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4373715/

– ‘Two UGT84 family glycosyltransferases catalyze a critical reaction of hydrolyzable tannin biosynthesis in pomegranate (Punica granatum)’, Tian, L., Hu, Y. & Chen, X. Y. Mar 6 2017, su Molecular Plant. 10, 3, p. 533-536 4 p.

– ‘Potential effects of pomegranate polyphenols in cancer prevention and therapy’, doi 10.1155/2015/938475

– ‘The impact of supplementation with pomegranate fruit (Punica granatum L.) juice on selected antioxidant parameters and markers of iron metabolism in rowers’, https://doi.org/10.1186/s12970-018-0241-z

(2) La forma escuadrada deriva de la riqueza en jugo procedente de las semillas, las cuales se expanden hacia las paredes del fruto.

(3) Una cáscara muy dura es índice de un fruto inmaduro. Excesivamente maduro, por el contrario, en caso de cortes, hongos, partes oscuras o húmedas.

(4) Los frutos que contienen el mayor número de semillas (hasta 600), con el mismo volumen, son más pesados ya que contienen más jugo.

 

 

Sobre el Autor