Sostenibilidad alimentaria

Empresas italianas certificadas

La seguridad y la sostenibilidad están desde hace muchos años al centro de la atención de las empresas italianas que operan en el sector de las conservas de pescado. La seguridad y la sostenibilidad van entendidas a 360 grados: la seguridad tiene que ver tanto con los procesos productivos, como con del uso que hace el consumidor de los productos; la sostenibilidad se ocupa en primer lugar de la materia prima y se extiende a todas las fases de la cadena productiva hasta la oferta final.

Cada día las empresas italianas efectúan casi 2,8 millones de análisis de autocontrol por un total de 1 mil millones de estudios al año. Todo esto al interno de una estructura nacional a la vanguardia en Europa: al año se llevan a cabo en Italia más de 720 mil visitas de inspectores en las empresas por parte de las Autoridades correspondientes. Los establecimientos de las conservas de pescado, igual que los de otros productos de origen animal, vienen sometidos a  controles que realizan los veterinarios del sistema público. La seguridad alimenticia, como es evidente, incluye también la modalidad de conservación y el uso de los productos.