Sin categorizar

caviar

caviale

Caviar, oro bresciano

Caviar y brut. ¿Existe otra combinación de sabores del mundo italiano capaz de evocar el prestigio, la clase y la excelencia? El Belpaese lo produce desde el siglo XVI y actualmente es productor del caviar calvisius, príncipe de recetas y preparaciones de alta cocina.

La pesca del caviar italiano en el río Po, renombrada desde el 1500, se llevó a cabo hasta la primera mitad del 1900, transmitiendo recetas tradicionales de conservación al interno de los talleres artesanales. Hoy en día la península italiana, emancipándose de Rusia e Irán, ha logrado posicionarse en el panorama internacional con productos sublimes, gracias a la epopeya del calvisius, símbolo de Brescia.

En las aguas cristalinas del calvisano, de hecho, después de una fase de prueba en la que fueron criados originalmente ejemplares de esturión blanco, también se pueden encontrar las variedades beluga, oscetra y servuga. Una producción equivalente al 20% mundial.

Así se define el alimento obtenido de las huevas de los esturiones. Un producto refinado y con un sabor delicadamente marcado. Esto es el caviar. Muchas recetas lo sirven con mantequilla, en pan tostado o en platos fríos, generalmente acompañado de champaña y vodka.

GIFT

GIFT

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario