InicioSeguridadEdulcorantes intensivos, microbioma y riesgos para la salud. Estudio científico

Edulcorantes intensivos, microbioma y riesgos para la salud. Estudio científico

Edulcorantes intensivos y riesgos para la salud. Un reciente estudio científico de la Universidad de Calgary (Canadá) destaca el posible impacto negativo de estas sustancias en el microbioma y la salud durante el embarazo y la lactancia, así como en los recién nacidos.

Edulcorantes no nutritivos y edulcorantes a granel, identidad y diferencias

Edulcorantes no nutritivos - Un edulcorantes intensivos - atribuyen a los productos alimenticios un sabor dulce extraordinariamente más alto (30-8.000 veces) que la sacarosa (azúcar), sin embargo, sin proporcionar nutrición. Cero calorías.

casi todo de edulcorantes intensivos es de derivación química y se añade a los productos alimenticios con la función de aditivos edulcorantes. Sacarina, aspartamo y acesulfamo K son los más conocidos, así como debatidos por los posibles riesgos asociados a su consumo.

se destacan de estos los glucósidos de esteviol, que también califican como edulcorantes intensivos (Edulcorantes no nutritivos, NNS) y, sin embargo, se derivan de una planta, la stevia (Stevia rebaudiana Bertoni). Que a su vez es objeto de investigación. biotecnología, como se vio.

Los edulcorantes a granel - como sorbitol, manitol, maltitol, isomalta, lactitol, xilitol, eritritol (polioles) - son a su vez, como la stevia, de origen vegetal. Y, sin embargo, se diferencian de los edulcorantes no nutritivos (ENN) en tres aspectos:

- un poder edulcorante inferior o igual a la del azúcar (de la que se distinguen favorablemente por un índice glucémico más bajo),

- un valor energético igual a 2,4 kcal/g (con la única excepción del eritritol, que no tiene calorías),

- ausencia sustancial de dudas sobre su seguridad para la salud humana (elemento común a la stevia. Excepto los polioles un efecto laxante, en caso de ingesta excesiva).

Edulcorantes intensivos y microbioma. Salud de las mujeres embarazadas, las madres y los niños

La rica científica Publicado en Notable en febrero de 2020 considera el potencial impacto negativo de algunos edulcorantes no nutritivos (aspartamo y stevia) en el microbioma y la salud de las mujeres embarazadas o lactantes, así como de sus bebés. (1) Los investigadores administraron una dieta alta en grasas y azúcar (ad libitum) a 150 ratas hembra preñadas, tras el parto y desarrollo de la descendencia en las siguientes 18 semanas. Los animales fueron divididos en tres grupos y solo las mujeres embarazadas (luego madres, ni siquiera los bebés) recibieron, respectivamente, agua, agua y aspartamo, agua y stevia (Rebaudiósido A, producido por Sigma-Aldrich).

La alteración de la microbiota intestinal intestinal se encontró en la descendencia, así como en las madres que recibieron edulcorantes no nutritivos. Y destaca en el grupo del aspartamo. Junto con otros fenómenos:

- obesidad de los cachorros de madres tratadas con aspartamo (incluso si el peso al nacer en los tres grupos fue homogéneo), (2)

- mayor peso de ambos grupos de madres (obesas) que recibieron aspartamo y stevia, en comparación con el tercer grupo,

- riesgo de diabetes. Hay una disminución de la sensibilidad a la insulina en las madres que consumen aspartamo y sus crías, con tolerancia alterada a la glucosa en la descendencia masculina. La intolerancia a la glucosa también se registró, en un estudio previo, como efecto del consumo de sacarina, (3)

El impacto del ensayo clínico de Calgary

La Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA) culpó al estudio bajo revisión, sin embargo, trató de minimizar el valor de sus hallazgos. El uso de edulcorantes sin calorías durante el embarazo o la lactancia, dice la ISA, hasta ahora se ha considerado seguro para la salud de las madres y los bebés (al menos dentro de los límites de la IDA, Ingesta diaria aceptable) (4)

La cresta es que la asociación de la industria de aditivos químicos y sus grandes clientes viene a desmentir la evidencia clínica que ofrece la Universidad de Calgary. Reafirmando el dogma -desmentido descaradamente por los análisis sobre tejidos intestinales- según el cual los edulcorantes no nutritivos no podrían alterar la microbiota ya que no llegarían a la parte terminal del intestino.

Estudios científicos 'a la orden', conclusiones provisionales

Roberto Verkerk - fundador, director ejecutivo y director científico de Alianza para la Salud Natural Internacional - ha expresado hasta ahora la voz más crítica hacia el parloteo de ISA. (4) Subrayar cómo los estudios realizados por la industria para obtener las autorizaciones de algunos productos están, en muchos casos, orientados 'al servicio' de las financieras.

El estudio "Relación entre fuente de financiación y conclusión entre artículos científicos relacionados con la nutrición'- coordinado por el prof. David Ludwig del Children's Hospital en Boston (EE. UU.)- ya había revelado, en 2007, el sesgo en los resultados de cientos de estudios nutricionales financiados por la industria. (5) Y solo en estos meses ha surgido una amplia gama de fraudes científicos 'hechos a medida' de la industria agroquímica.

Es temprano dar conclusiones definitivas sobre el impacto de los edulcorantes bajos en calorías o sin calorías en la microbiota, la salud de las mujeres embarazadas y lactantes, los niños. Sin embargo, el estudio clínico en cuestión destaca un riesgo emergente que las autoridades responsables de gestionar los riesgos de seguridad alimentaria (Comisión Europea y Estados miembros, en la UE) deben afrontar. El microbioma juega un papel vital en la salud humana, también para el sistema inmunológico, como se vio - y la necesidad de protegerla es inaplazable.

Darío Dongo y Camila Fincardi

Note

(1) Jodi E, Nettleton, Nicole A. Cho, Teja Klancic, Alissa C Nicolucci, Jane Shearer, Stephanie L. Borgland, Leah A Johnston, Hena R. Ramay, Erin Noye Tuplin, Faye Chleilat, Carolyn Thomson, Shyamchand Mayengbam, Kathy D. McCoy, Raylene A. Reimer. (2020). El consumo materno de dosis bajas de aspartamo y stevia con una dieta obesogénica altera el metabolismo, la microbiota intestinal y el sistema de recompensa mesolímbico en madres de ratas y sus crías. Revistas Gut BMJ, doi: http://dx.doi.org/10.1136/gutjnl-2018-317505

(2) El efecto paradójico de los edulcorantes intensivos sobre la obesidad

(3) Suez J, Korem T, Zeevi D, et al. (2014). Los edulcorantes artificiales inducen intolerancia a la glucosa al alterar la microbiota intestinal. Nature2014;514:181–6.doi:10.1038/nature13793

(4) Katy Askew Advertencia sobre la exposición a edulcorantes bajos en calorías y sin calorías en el embarazo: 'Pueden aumentar el peso corporal y otros factores de riesgo cardiovascular', FoodNavigator.com, 24.2.20. Véase también NIA (Asociación Internacional de Edulcorantes), comunicado de prensa 8.2.20,

(5) Lenard I. Lesser, Cara B. Ebbeling, Merril Goozner, David Wypij, David S. Ludwig. (2007). Relación entre fuente de financiación y conclusión entre artículos científicos relacionados con la nutrición, PLoS Med 4 (1). hacer: https://doi.org/10.1371/journal.pmed.0040005

+ publicaciones

Dario Dongo, abogado y periodista, PhD en derecho alimentario internacional, fundador de WIISE (FARE - GIFT - Food Times) y Égalité.

+ publicaciones

Licenciada en Derecho por la Universidad de Bolonia y en derecho ítalo-francés por la Université Paris Nanterre, actualmente está cursando el Máster en Asesoría en Derecho y Seguridad Alimentaria en la Universidad de Bolonia.

Artículos Relacionados

Artículos recientes

Commenti recientes

Traducir »