Noticias Sobre Alimentos

Un Protagonista De las Ensaladas al Risotto

Para el queso Salva Cremasco son suficientes entre tres y cinco meses de maduración para alcanzar el sabor y la consistencia perfecta, seca y quebradiza que lo hace ideal para acompañar ensaladas y tomates. Después de doce meses, con su característico aroma de hongo, el Salva Cremasco es el mejor aliado para crear un risotto cremoso o para añadir algo especial a la consistencia de las tortillas de verduras frescas.

Este queso típico de la Lombardía, merece ser descubierto y saboreado en los platillos ligeros, clásicos del verano, así como en aquellos con un sabor más decidido durante los meses de invierno. Gracias a la versatilidad que ofrece el Salva Cremasco, se puede emplear fácilmente en las recetas de todo el año.

Los chefs han creado recetas de alta cocina, como el delicioso “muslo de pintada en costra de Salva Cremasco con miel” y preparaciones más simples como bolitas de queso fritas, milhojas con pimientos y vol-au-vent. Todas las recetas utilizan el Salva Cremasco como ingrediente principal y recomiendan acompañarlo con un vino tino de cuerpo medio.