Noticias Sobre Alimentos

Etiqueta IGP

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) es una certificación reconocida por la Unión Europea para los productos alimenticios que tienen un vínculo directo – en términos de calidad, reputación u otra característica – con el territorio. Para obtener la IGP es necesario que al menos una fase del proceso productivo (producción, transformación e/o elaboración) se realice en un área geográfica determinada.

Los productores de IGP están sujetos a reglamentos establecidos en la normativa de producción y el respeto de tales vínculos está garantizado por un organismo de control especializado. Los Consorcios de Tutela, son las organismos que pueden solicitar la registración y actualizar o modificar las normas.

Para que un vino pueda recibir la etiqueta IGP, debe producirse con uvas que provengan al menos en un 85% del territorio del que deriva su nombre.