Noticias Sobre Alimentos

Contra el degrado

La tierra es un recurso cada vez más importante y limitado. Esta situación motiva a los fondos de inversión privados y estatales a comprar grandes cantidades de tierra, un auténtico acaparamiento de la tierra, conocido como el fenómeno “land grabbing”: “el robo de la tierra” en los países en vía de desarrollo – a menudo realizado con la complicidad de los gobiernos locales – significa arrebatarle la tierra a las familias y a las comunidades locales, el lugar en donde han vivido por generaciones. Se trata de usurpaciones violentas, sin preaviso, ni consenso y sin ni siquiera una indemnización. Por esta razón es fundamental que las empresas de alimentos pidan a sus proveedores un compromiso sostenible que se refleja en el uso de la tierra y en el respeto de los derechos, previniendo y evitando el uso excesivo de los recursos naturales y el degrado. Es necesario poder garantizar que la materia prima no provenga de una tierra obtenida violando los derechos de las comunidades locales. Existen al menos dos consecuencias positivas para las empresas a través de estas acciones: conservar la fertilidad del suelo para mantener la productividad de los terrenos a largo plazo y establecer una relación transparente y prolongada con las comunidades locales.