Mercados

Productos protegidos

El gobierno británico se ha comprometido a retirar del mercado los kits de vino en todo el Reino Unido. Una confección que permite a quien la compra de preparase en casa en pocas semanas “vino italiano”. Así viene definido este producto en la etiqueta, que por si fuera poco, hace referencia a variedades prestigiosas de vino italiano como Barolo y Valpolicella. El “kit de vino” es un clásico caso de fraude, en el que las denominaciones vinculadas a normativas y zonas de producción protegidas por la Unión Europea, vienen explotadas indebidamente. Giancarlo Scottà, el representante italiano en el Parlamento Europeo, hizo una petición oficial al Comité Ejecutivo solicitando a Dacian Ciolos, el Comisario de Agricultura en la UE, de aclarar las problemáticas alrededor de este tema. Recordando como las etiquetas en cuestión, deben ser tuteladas también a través de la prohibición de su comercialización. Aún está pendiente la resolución sobre como se puede intervenir en la venta de estos productos en Internet. Il Fatto Alimentare, ha publicado un reporte detallado acerca de los fraudes de los productos italianos que incluye además  a Suecia y a Canadá.