Menos Mal que Existe la Exportación

De acuerdo con los datos proporcionados por el Ismea y Gfk-Eurisko, relativos a las compras domésticas de productos alimenticios en el primer trimestre del año, la industria agroalimentaria en el 2013 se desarrolla con la misma performance que durante el 2012, es decir, con una desaceleración en el consumo a nivel nacional y un fuerte aumento en el mercado internacional gracias a la exportación. El gasto en alimento sigue descendiendo en el año con un -2,3%, que se traduce en un -1,4% en cantidad. La discrepancia entre los dos valores refleja la elección por parte de los consumidores italianos de comprar alimentos más económicos. La exportación continúa a impulsar el sector: los datos provisorios del Istat indican un crecimiento de la exportación del +6,6% (gracias al +6,9% de los productos alimenticios y el +5,4% de aquellos agrícolas), un incremento que se mantiene sobre todo gracias a la demanda de los países que no pertenece a la comunidad europea.