Mercados

Lucha Contra el Fraude

contraffazione

Mozzarella, ricotta, burrata y mascarpone. Estos son los nombres de los quesos italianos más citados en las páginas de Internet, en donde la industria del fraude vende los llamados “kits de quesos”.

Como en el caso de los kits de vinos, los falsificadores engañan a los compradores con nombres e imágenes que evocan el Made in Italy, pero en realidad son productos que no tienen nada que ver con los quesos italianos. Se trata de sustancias de origen desconocido a las que se puede agregar leche para producir quesos (falsos) “cómodamente en casa”.

La policía especializada contra la falsificación puso en marcha una investigación que condujo a las estructuras en donde se producían y se comercializaban los kits de quesos en Gran Bretaña, EE.UU., Australia y Nueva Zelanda, y posteriormente entregó el expediente a la INTERPOL.

Se recomienda a todos los importadores, distribuidores y consumidores que no confíen en las confecciones de queso “prepáralo tu mismo”, ya que constituyen fraudes sin límites y pueden representar un riesgo para la salud.