Los nuevos requisitos en la UE

Una de las novedades de la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) de la Unión Europea, es que a partir del 2015 un 30% de la cuota para apoyar a los agricultores europeos, estará vinculada al respeto de las prácticas sostenibles en agricultura establecidas a nivel europeo. Quedarán exentas de estas obligaciones las empresas dedicadas a la agricultura orgánica, porque son ya “verdes por definición”, algunos de los requisitos se aplicarán en modo flexible según el territorio. Por ejemplo, la obligación de destinar como mínimo el 5% de la superficie cultivable a prácticas ecológicas, no se aplicará en el caso de cultivos permanentes. El apoyo a las prácticas de agricultura sostenible es complementario a las medidas cofinanciadas por la UE en los planes de desarrollo rural. La reforma de la PAC prevé que los países de la comunidad europea utilicen al menos el 30% de los fondos proyectados para el desarrollo rural para proyectos ambientales.