licores

Amaro

Amaro

Amaro, un licor tradicional

Degustar un Amaro al final de una cena es un culto totalmente italiano. Con o sin hielo, una copa de amaro, concluye las comidas con una variedad de esencias especiadas, que aun si son intensas, dejan el paladar seco ofreciendo una sensación de satisfacción deliciosa. Los italianos son grandes apasionados del amaro, rey de todas las producciones de licores. Cualquier lugar, monasterio o ciudad posee una receta que ha sido transmitida a lo largo de siglos y generaciones.

No es raro que marcas famosas como Lucano, Montenegro, Del Capo o Firenze posean orígenes antiguos e interpretaciones modernas de las recetas antiguas y medievales. El amaro está hecho fundamentalmente de hierbas, cada una con una expresión única que marca el sabor de este licor italiano como: regaliz, menta, anís y canela. Obtenidas a través de la destilación y la maceración de estos aromas, muchos de los cuales son medicinales.

De color ámbar, su buqué floral expande en el ambiente un perfume sutil por medio de los vasos pequeños en los que se acostumbra servir y beberlo es un ritual lento del que pocos se pueden privar.

Un amaro representa un hito de la cultura italiana y sin duda el licor más amado, ya sea en combinación del café o que se disfrute después de los alimentos en compañía.

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario