Italia Libre de OGM, El Informe de Testbiotech

Las plantas modificadas genéticamente contaminan grandes áreas del planeta y están poniendo en grave peligor la biodiversidad de la Tierra. La afirmación proviene de la Asociación alemana sin fines de lucro Testbiotech en un reciente informe intitulado ‘Transgene Escape – The Global Atlas of the Uncontrolled Spread of Genetically Engineered Plants’.

El estudio revela que en los países en donde se cultivaron productos transgénicos – aunque sea por períodos cortos y en el pasado – la contaminación continúa a propagarse. Por otra parte, la falta de controles como subraya la ONG están exponiendo al medioambiente a un número cada vez mayor de factores de riesgo desconocidos. En ausencia de medidas de protección efectivas sería útil introducir restricciones de carácter preventivo.

Los niveles más altos de contaminación se encontraron en los EE.UU., Canadá, Japón, Australia, en algunas partes  de Centroamérica y en China. Incluso Europa no ha sido inmune, excluyendo a Italia. Un país que destaca por la prohibición total de los OMG. En las zonas monitoreadas existen alteraciones inclusive a distancia lejana de los culvios OGM de maíz, arroz, algodón y canola. La contaminación genética predomina y transmite algunos rasgos modificados en el laboratorio.