Etiquetas

Tutela garantizada

Las marcas IGP – Indicación Geográfica Protegida – y STG Especialidades Tradicionales Garantizadas por sus siglas en italiano – son marcas de garantía para el consumidor y de tutela para los productores.
La primera está reservada a los productos alimenticios cuyo nombre depende de la zona de producción. El enlace con el territorio de origen es menos marcado respecto a los productos DOP. No todas las características del queso dependen de la procedencia por ejemplo y algunas fases de la producción de la leche, pueden ser realizadas fuera de la tierra que le ha dado el nombre al producto. En este caso el objeto de tutela es el nombre y no el producto, ni el proceso de producción y las marcas de garantía son de cualquier manera válidas.
Las especificaciones finales de las marcas, como en la STG, son resultado de la fórmula utilizada que viene registrada por la Comisión Europea. Sólo el producto obtenido en el respeto de la receta tradicional tiene derecho a utilizar la marca STG y su etiqueta.
Las áreas de producción son muy limitadas y esto hace que sean productos singulares y de excelencia.