Etiquetas

origen de la leche

origen de la leche

Origen de la leche en la etiqueta, la indicación es obligatoria

El origen de la leche –  que se vende como producto en sí o como ingrediente en otros productos preenvasados al igual que en aquellos preempaquetados en la venta directa – debe indicarse en la etiqueta. Así lo prevé el Decreto Interministerial en fase de aprobación. La novedad se refiere específicamente a los alimentos realizados en Italia y permite conocer el origen, es decir, la procedencia de la leche empleada en los quesos y lácteos:  yogurt, mantequillas, untables, suero de mantequilla, nata, sueros de leche y cuajadas.

El origen de la leche (de vaca, de búfala, oveja-cabra o de burro “o de otros tipos de origen animal”, fresca y de larga conservación) hace referencia en la etiqueta ya sea al país donde se ordeñó, que al lugar en donde se llevó a cabo la transformación. Si se realizaron en distintos países, es posible utilizar “mezcla de leche de Países UE” (o “no UE”) o “leche procesada o transformada en Países UE” (o “non UE”). Si la localidad de producción primaria y de transformación coinciden, se puede citar “origen”, seguido del nombre del territorio.

Se encuentra excluido de la nueva normativa cualquier alimento registrado como DOP, IGP, STG, así como los orgánicos, los cuales – al menos en parte – ya están sujetos a la información sobre el origen de las materias primas.

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario