Bresaola

Bresaola de Valtellina IGP, un sabor profundo

Bresaola de Valtellina IGP, un sabor profundo

La Bresaola de Valtellina IGP se produce únicamente con piezas enteras de carne bovina magra y seleccionada. Es una de las carnes elaboradas con el menor contenido de grasa (2,6 g) y el más alto nivel de proteína (36 g) por cada 100 g de producto.

La zona de producción de la Bresaola de la Valtellina incluye el territorio de la provincia de Sondrio, en la Región de Lombardía. Se prepara con muslo de bovino incluyendo el corte más preciado, conocido como punta de cadera.

Después de espolvorearla con sal, pimienta molida y hierbas se pone a secar en bidones de acero inoxidable. Los pedazos de Bresaola se masajean a mano periódicamente para favorecer el absorbimiento de los condimentos y asegurar un secado gradual e uniforme. Posteriormente se limpia y se embute dentro de una tripa natural o artificial y se transfiere a células especiales en las que se controla la temperatura y la humedad en el proceso de maduración que dura entre dos y cuatro meses.

La Bresaola de Valtellina IGP se puede conservar un largo periodo de tiempo manteniendo inalterada su suavidad y su sabor. Se sirve en rebanadas finas con un hilo de aceite de oliva virgen extra, mejor aún sobre una cama de arúgula junto con escamas de queso Parmesano Reggiano. En Italia se utilizan comúnmente para rellanar sándwiches y piadine.