El Desembarque en Alemania

La cooperativa vinícola de Trento, Cavit, ha comprado la cuota mayoritaria de Kessler, una compañía histórica de vinos espumosos fundada en 1826 en Alemania. La lógica detrás de la operación, ha declarado a la prensa el Director General de Cavit, Enrico Zanoni, hace parte de algunos objetivos sectoriales y de mercado. En primer lugar Cavit busca fortalecerse a través del segmento de los vinos espumosos, cuyo consumo en el mundo aumenta constantemente; y por el otro lado, la compra de Kessler (un millón de botellas por 5 de facturación), es un puente para el mercado alemán que desde siempre ha demostrado un gran interés por este tipo de productos, destapando 450 millones de botellas al año. Cavit representa 4.500 productores asociados a 11 bodegas y el 60% de la producción de vino en Trento. Actualmente genera ganancias de 153 millones gracias al negocio que acaba de cerrar. La empresa que inició en 1950 es la máxima expresión de la filosofía de las cooperativas agrícolas de Trento, una sociedad conformada por tantas pequeñas empresas artesanales.