Consum-actores

Amazon, cyber-eclavitud

Amazon, cyber-eclavitud

Después de la gran evasión fiscal, la cyber-esclavitud. Amazon Prime-primacía en todos los frentes.

 

La esclavitud en la cadena alimenticia (y la globalización de la explotación)

 

Cuando se habla de esclavitud en la cadena alimenticia, la mente relaciona a los países en vía de desarrollo. Se piensa a la producción del aceite de palma y a la pesca en el suroeste asiático, a las cultivaciones de cacao en África occidental y a la cera de carnaúba del noreste de Brásil (aquella que después termina en en los caramelos Haribo).

no slavery

 

La esclavitud en Europa se relaciona con los campos llenos de polvo y soleados del sur, en Italia y España, en donde los inmigrantes vienen explotados para la cosecha de frutas y verduras. Y los únicos que detienen esta masacre, con algunas excepciones, son los operadores más responsables, en la industria y en la Gran Distribución Organizada. Aquellos que definen y aplican protocolos específicos para garantizar la sostenibilidad de la cadena de abastecimiento. Como la Coop Italia, que a partir de 1998 adoptó el estándar SA 8000.

 

Amazon cyber-esclavitud

 

El joven Alan Selby, periodista y maratonista, trabajó en incógnito en la nueva bodega de Amazon en Tilbury en Essex, Inglaterra. Cinco semanas en la centrifuga de las expediciones inmediatas. “Haz clic para recibir ahora”, y el cyber-esclavo corre como un hámster por la mercancía que debe enviar en segundos (1).

 

El sistema controla y cronometra, los tiempos de gestión de los paquetes, así como los retiros. Los cyber-esclavos deben estar siempre alerta, atentos, jamás sentados ni un segundo, incluso si la orden no parte. Con turnos extenuantes de 55 horas en estos tiempos, haciendo kilómetros bajo las luces artificiales de las bodegas iluminadas 24 horas al día. Incluso el joven maratonista se agotaba, imaginemos el resto de los trabajadores. Ambulancias siempre listas para los hámsters exhaustos.

 

El ambiente es amenazante tomar o dejar. La protesta aumenta y se suman en Italia y Alemania, precisamente durante el Black Friday los trabajadores protestan, alrededor del 60% de acuerdo con los sindicatos.

 

Para denunciar la explotación, el cansancio y el desgaste de cada persona. El desgaste físico de las articulaciones y a nivel mental por el estrés. Detrás de la amenaza de la renovación de los contratos precarios.

 

“El conflicto social existe pero no logra tener un carácter colectivo. Hay una gran fragmentación, incluso competencia entre los trabajadores. Como demuestran los caos de Amazon e Ikea, las empresas chantajean a sus empleados: o aceptas el trabajo bajo estas condiciones o no trabajas.” (Maurizio Landini en Il Manifesto, 2.12.17)

 

La respuesta del coloso EE.UU. sigue el guión ultraliberal. Los huelguistas vienen remplazados con los precarios de reserva, las reuniones con los sindicatos reenviadas para el próximo mes. Parece que la idea sea encontrar a los trabajadores individualmente, aprovechando las debilidades individuales, en lugar de enfrentar a sus representantes. Divide y vencerás.

 

Seguridad en el trabajo, la opinión del derecho laboral

 

Recurrimos a un abogado especializado en derecho laboral, Luigi Corrias del Tribunal de Milán. “Las noticias sobre la situación de Amazon no sorprenden mucho” – afirmó Corrias – “ya que todavía hoy, en nuestro país, la tutela de la seguridad y de la salud en los lugares de trabajo no resulta ni efectiva, ni común”.

 

“El cuadro normativo de referencia en tema de seguridad es absolutamente incisivo, ya que la salud es un derecho garantizado por la Constitución de la República Italiana, en los artículos 2 y 32. Se agregan las tutelas ofrecidas por las leyes del Decreto Legislativo 81/2008, en tema de seguridad en los lugares de trabajo, y del código penal. Con los artículos 431 y 451, que se aplican en los casos de accidentes en el trabajo.” (Luigi Corrias, abogado)

 

Los deberes a cargo del empleador también están precisados en el código civil, en el artículo 2087. “El emprendedor debe adoptar en el ejercicio de la empresa la medidas que, según la particularidad del trabajo, la experiencia y la técnica, son necesarias para proteger la integridad física y la personalidad moral del trabajo, la experiencia y la técnica, son necesarias para tutelar la integridad física y la personalidad moral de los trabajadores.”

 

“Tal normativa puede encontrar una aplicación en casos como aquel de Amazon”, continúa el abogado Luigi Corrias. “Las situaciones de grave, prolongado e ilegítimo comportamiento del empleador – por ejemplo, la imposición de turnos masacrantes, la ausencia de pausas o descansos, la obligación continuativa de extraordinarios nocturnos y festivos, etc. – pueden integrar violaciones de las normas de seguridad. O en cualquier caso el deber civil de garantizar la seguridad, especialmente por parte del empleador, y causar daños a la salud de los trabajadores.”

 

Este sistema de tutela está sin embargo amenazado por las reformas legislativas de los últimos años que han facilitado el uso a relaciones de trabajo caracterizadas por una precariedad común. Los datos ISTAT evidencian como – a pesar de la abolición del artículo 18 del Estatuto de los Trabajadores operado por Jobs Act (2) – la relación de trabajo a tiempo determinado representa ya el 80% de los nuevos contratos de trabajo (junto con otras formas de flexibilidad, como el suministro del trabajo, etc.)

 

Se comprende porque el trabajador, especialmente el precario, pueda ser inducido a aceptar condiciones de trabajo insoportables, al límite de la norma (o incluso violándolas normativas legales y contractuales). Y desista la promoción de sus propios derechos, frente al riesgo de perder la única fuente de subsistencia.

 

Conclusiones

 

La cyber-esclavitud de Amazon, al igual que otras formas de explotación de los trabajadores en la cadena alimenticia, no puede ni debe ser tolerada.

 

La solidaridad es la única vía que debemos continuar. Y si Jeff Bezos no aprende a respetar el valor del trabajo, los consumActores deberán ayudarlo a entenderlo mejor. Del Black Friday, al Red Friday, boicotear para educar.

 

Dario Dongo

Notas

 

(1) Cfr. http://www.mirror.co.uk/news/uk-news/timed-toilet-breaks-impossible-targets-11587888

(2) Decreto Legislativo 23/2015(1)