Máquinas de café

Máquinas de café italianas

Máquinas de café italianas

Máquinas de café italianas, la experiencia de la moka

Elegir las mejores máquinas de café italianas es una decisión fundamental en el arte de preparar un café que despierte todos los sentidos. Válido para las máquinas profesionales, las máquinas modernas con cápsulas o filtros monodosis que reproducen el mítico espresso en casa, pero también para la tradicional y aparentemente simple moka, la cafetera italiana conocida como la reina de las máquinas italianas. Utilizarla correctamente quiere decir recordar algunas reglas de oro y sobre todo respetar una premisa:  no lavar jamás este ícono italiano con jabón, si no desea arruinar la degustación. 

El agua debe contener poco calcio – si posible un bajo nivel de minerales – y colmar la caldera sin sobrepasar la válvula de seguridad. El expreso de alta calidad, molido en su punto y conservado en el refrigerador, se sirve nivelado y presionando ligeramente el filtro. Una vez cerrada (sin forzarla demasiado), se coloca a fuego lento. Es mejor dejar la tapa abierta para evitar la ebullición y permitir que se forme la crema. Es importante estar atentos a apagar la estufa apenas el líquido alcanza el pico.

Un truco para mantener en perfecto funcionamiento las máquinas italianas tradicionales, es hacer una moka cada 2 ó 3 meses con vinagre blanco diluido e inmediatamente después una con café, solamente la tercera puede beberse nuevamente.

En Italia no existe una cocina sin moka.

GIFT

GIFT

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario