Máquinas de café

Máquinas de café con filtros monodosis

Máquinas de café con filtros monodosis

Máquinas de café con filtros monodosis, italianas y sostenibles

El café espresso de bar ha entrado en los hogares, gracias a las máquinas de café con filtros monodosis, capaces de reproducir el mismo sabor y calidad.  Cómodas y prácticas, basta elegir bien la materia prima. A diferencia de los modelos para cápsulas, las máquinas de café con filtros resultan menos costosas, también para el ambiente. Las dos opciones de recargas son iguales sólo aparentemente. Ambas fueron creadas para ser fáciles de utilizar y diseñadas para proteger a los granos de sus principales enemigos: la humedad, el calor y el aire. Sin embargo, las máquinas se distinguen por la sostenibilidad.

Estas bolsitas se componen de dos capas de papel filtro circular, similar al de las bolsas de té. Se clasifican como basura orgánica, ya que no son solamente biodegradables, sino también compostables. Otro elemento ventajoso es la universalidad del formato, que permite utilizarlas en distintos tipos de máquinas para filtros monodosis.

La cápsula es de plástico y aluminio. Materiales con baja compatibilidad ambiental. Además del impacto que ocasionan con su producción, representan un residuo no reciclable. Incluso si en los últimos años han sido fabricadas con componentes no tan contaminantes. La lógica de mercado se orienta a la exclusividad de la marca: cada tipo de cilindro monodosis puede utilizarse únicamente en un modelo de máquina.

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario