Café

Cappuccino

Cappuccino

Cappuccino, un café italiano inigualable

El Cappuccino se basa en dos elementos principales: café espresso italiano y leche caliente al vapor. Este símbolo del Made in Italy enloquece a los extranjeros a nivel nacional e internacional. En promedio las calorías del Cappuccino son 80 por porción (9 son del café). Normalmente a esta dosis se agregan otras 200 del famoso Cornetto, bollo o pan dulce de preferencia. Compañeros inseparables del desayuno a la italiana en el bar o en la cafetería favorita.

En Italia el Cappuccino se consume hasta el mediodía, a veces como snack en las tardes, pero jamás con los alimentos. El estilo italiano auténtico concluye las comidas con un expreso.

El café es la base del Cappuccino: 25-30 ml de café molido de excelente calidad en taza grande sirven para contener 100 ml de leches. Es obligatorio utilizar el plural en este caso, porque junto a la variedad fresca de vaca entera, se utiliza también descremada e incluso de soja o arroz. Soluciones que permiten disfrutar de esta delicia a quienes son intolerantes a la lactosa, aun si la auténtica experiencia se produce únicamente con los ingredientes clásicos.

Completa la obra maestra la espuma, cremosa, densa y aterciopelada, que confiere el aspecto y la consistencia del Cappuccino perfecto: café italiano y mito materializado.

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario