Café italiano, tipos y el mito del espresso

«Café». Basta evocarlo para despertarse mejor. El café es un rito cotidiano de cualquier italiano que ha contagiado al mundo. Sin importar el tipo que se prefiera, es un producto que desprende un aroma inconfundible. Captura los sentidos en los alrededores de los bares, en donde un café espresso italiano en la barra es una tentación irresistible.

Actualmente existe una larga lista de tipos de café: descafeinado, soluble, liofilizado, en grano, molido, en cápsulas o bolsitas monodosis para las máquinas de café de uso doméstico. Sin embargo, el origen de la bebida nervina es único y sus raíces descienden del siglo XIII: del altiplano etíope llegó en Arabia, y desde allí entró en toda la civilización islámica. La puerta de ingreso a Europa fue Turquía, e hizo, únicamente, un viaje de ida.

Hoy en día, el principal productor a nivel mundial es Brasil seguido por Vietnam, Colombia e Indonesia. Entre los 80 tipos de café existentes, las variedades más cultivadas son la Arabica y la Robusta. La primera se caracteriza por ser más aromática y contener menos cafeína, además de ser la más cara. Unidas representan el 99% del mercado y son las mismas transformadas en distintas tipologías de café italiano. Mezclas inconfundibles, que concentran en la taza humeante, un símbolo universal del Made in Italy.

cappuccino-470x264
Café

Cappuccino

Cappuccino, un café italiano inigualable El Cappuccino se basa en dos elementos principales: café espresso italiano y leche caliente al vapor. Este...

caffa%CC%88-espresso-470x264
Café

Café espresso

Café espresso, italiano naturalmente Un café espresso italiano deriva de reglas precisas: calibrar la molienda, prensar el café en el filtro...