Arroz

Risotto. Imaginación sin Límites

Risotto. Imaginación sin Límites

El risotto italiano es el modo tradicional de cocinar el arroz en Italia. El risotto italiano es famoso en todo el mundo por su rico sabor y su extrema versatilidad. La consistencia final del grano depende de las preferencias regionales y de los ingredientes, pero la preparación requiere siempre las mismas acciones.

En primer lugar es necesario preparar la base del sofrito: tostar el arroz por algunos minutos a fuego lento, posteriormente se agrega agua, consomé o vino y el resto de los ingredientes mientras se cuece lentamente. Por último se amalgama el arroz con aceite de oliva virgen extra, mantequilla y queso para crear la elegancia sedosa que sólo el verdadero risotto es capaz de ofrecer.

Los tipos de arroz italiano más aptos para cocinar los risottos son: Carnaroli, Arborio, Vialone Nano, Roma o Baldo. Estas variedades tienen granos más grandes, contienen más almidón y  una mayor resistencia, lo que los hace ideales para absorber mejor los sabores.

Existen un sin fin de recetas posibles. El risotto más conocido es el de Milán y se prepara con azafrán; con salsa de tomate cremosa y scampi (cigala); así como con quesos como el Parmesano Reggiano o el Salva Cremasco. El risotto es un platillo versátil en el que los únicos límites son la técnica y la imaginación.