Arroz

producción de arroz

producción de arroz

Producción de arroz, patrimonio italiano

La producción de arroz italiano tuvo su auge en las primeras tres décadas del siglo XX, con las familias de los obreros y las escarbadoras. Una página de la historia lejana solo aparentemente. En las regiones del Norte, cultivando distintos tipos de arroz, cada escarbadora se dedicaba a erradicar las hierbas nocivas y las plagas de las plantaciones cantando “Bella Ciao“. Una canción que más tarde se convertiría, con un texto diferente, en la bandera de la Resistencia Italiana.

Eran los tiempos en los que se empleaban a 500 personas para alrededor de diez hectáreas y la producción de arroz se realizaba en los “anfiteatros”. Un método que ha sido abandonado en Europa, pero que continúa a llevarse a cabo en China. Las manos fueron sustituidas por la tecnología: nuevas máquinas, ideas, estudios genéticos, mezclas de algunos tipos de arroz y técnicas de producción modernas han ido sostituyendo el pasado. Parte del mérito se debe atribuir a Antonio Tinarelli (1922-2014), quien fue capaz de diversificar la producción entre los años sesenta y setenta, generando variedades originales.

La actual producción en el Belpaese ha mantenido un nivel de calidad muy elevado, garantizando el mínimo empleo registrado (o ausencia) de residuos de plaguicidas en todo el territorio europeo; demostrando como una gran producción puede ser orgánica y sostenible.

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario