Agua mineral italiana

Agua mineral italiana, una fuente de salud

El agua mineral italiana es un patrimonio sin igual. A lo largo de la península existen 700 manantiales, 300 se encuentran activos y conectados a las plantas de extracción y embotellado de las mejores marcas italianas.  Con 12 mil millones de litros al año, de los cuales el 10% se exporta en todo el mundo, Italia es líder en la producción de agua mineral natural y titular de una variedad incomparable.

Ampliamente apreciadas por los italianos, quienes son los mayores consumidores en Europa, las aguas italianas representan uno de los productos nacionales más buscados en el extranjero. Su comercialización inició en 1890 y se caracterizó por un mercado local hasta el 1960, con un perfil médico-terapéutico, que se remontaba a la antigua tradición romana de acueductos y baños termales. En 1970 se empezó a difundir a nivel nacional e internacional como un bien de gran valor que ya no estaba reservado únicamente a la clase alta.

La pureza del agua que emana del manantial es idéntica en cada botella. La legislación prohíbe cualquier intento de purificación, desinfección o filtración. Es gracias al cuidado de las marcas italianas, que se esmeran en garantizar la máxima calidad, en conformidad con los estándares, que podemos disfrutar de este elixir.