Noticias Sobre Alimentos

Acaparamiento de las tierras y deforestaciones, aceite de palma y soja OGM. #Buycott!

buycott 1

El aceite de palma y la soja (OGM) del Sudamérica, en el verano 2019: el más caliente que se haya registrado, advierte el secretario general de la ONU, Antonio Gutiérrez, el 01/08/2019. La “emergencia climática”, va resuelta a través de una drástica reducción de los gases de efecto invernadero, -45% antes del 2030.

 

Es necesario detener las deforestaciones y el acaparamiento de las tierras que las preceden. ¿Cómo? Interrumpiendo el consumo de todas las mercancías que constituyen la causa principal. El aceite de palma, en primer lugar. Pero también la soja, que roba al Amazonas y que actualmente continua a nutrir a la ganadería europea. #Buycott!

Land grabbing, el Acaparamiento de las tierras

El land grabbing se define como “el acaparamiento de la tierra a gran escala, las adquisiciones o concesiones que se llevan a cabo:

(i) Con la violación de los derechos humanos, en especial del derecho a la igualdad de la mujer.

(ii) Sin fundarse en el consentimiento libre, preventivo e informado de las comunidades que utilizan esa tierra.

(iii) Sin basarse en una atenta evaluación social, económica, ambiental, y conducida en base a criterios de género.

(iv) Sin basarse en contratos transparentes que especifican acuerdos claros y vinculantes a las actividades, el trabajo, y en las consecuencias para los beneficiarios.

(v) Sin basarse en una efectiva planificación conducida en modo democrático, con una supervisión imparcial y un enfoque participativo. (1)

Crímenes internacionales contra la humanidad se perpetran sistemáticamente en nombre de inversiones en enormes extensiones de tierra, en ocasiones apoyados por institutos financieros públicos y fondos de inversión, como la World Bank y la Managment Company de la Universidad de Harvard entre otras.

Amenazas y violencias, violaciones y homicidios, incendios y ataques químicos sirven para desterrar a las poblaciones indígenas y campesinas que por generaciones y/o tradiciones ancestrales han basado su proprio sustentamiento en la interacción con los ecosistemas locales. Los acaparamientos de las tierras se realizan con la complicidad de los políticos y administradores locales, en los países donde el gobierno de los recursos públicos viene sistemáticamente inclinado hacia los intereses privados.

Las deforestaciones y los monocultivos intensivos

Los acaparamientos de las tierras son funcionales a la deforestación de los pulmones verdes del planeta. Los cuales – gracias a la sobreabundancia de los recursos naturales incontaminados y a los microclimas favorables, además de los costos insignificantes – constituyen áreas ideales para la plantación de monocultivos intensivos. La palma de aceite y la soja OGM se disputan la primacía de land grabbing y de ecocidios. Las emisiones de gases de efecto invernadero están destinadas a durar entre 7-8 décadas después de los incendios, de acuerdo con los informes de la Comisión europea y la Agencia de Protección del Medioambiente (EPA, EE.UU.).

El abuso de pesticidas – con grave impacto sobre las comunidades locales y los niños, además del medioambiente – es una parte importante de este sistema perverso e insostenible. Herbicidas y pesticidas de amplio espectro se utilizan, sin reglas ni protecciones, para proteger los monocultivos respecto a la natural vitalidad de los ecosistemas.

Laesclavitud infantil completa la imagen de las abominaciones creadas por los gigantes a nivel global de las finanzas agroindustriales, para garantizar la rentabilidad de las inversiones lucrativas. Con atención a la externalización de las explotaciones más innobles, mediante sociedades y acuerdos de distribución que los alejan, al menos a nivel teórico, de los asesinos y traficantes de esclavos. En cadenas, como la del cacao, la palma de carnauba y otras.

El aceite de palma y la soja OMG en Sudamérica, los campeones de la crisis socio-ecológica

Los monocultivos de palma de aceite continúan a expandirse en Asía, África, Centro y Sudamérica. Indonesia y Malasia mantienen el liderazgo. Seguidas por Tailandia y Colombia. Los anhelos de los palmocráticos se extienden hacia el Borneo, Nueva Guinea y las Filipinas.

En el Brasil post-Wilma (Rouseff, Partido Democrático Trabalhista, PDT), en las manos de la extrema derecha, se ha revelado también un terreno fértil para acaparar tierras y deforestar el Amazonas. Un patrimonio ambiental inestimable, con suelos relativamente ácidos y el clima típicamente húmedo. Las condiciones ideales para la cultivación intensiva de palma de aceite. (2) Características útiles también para la soja, cuya demanda parece incontenible en la era del Sojalism.

En el 2017, el presidente Temer – recordado por la participación del gobierno en el escándalo de Carne Fraca “carne débil” – otorgó una amnistía a los acaparamientos de la selva amazónica. Cualquier autoproclamado pudo de esta manera comprar hasta 2,500 hectáreas de tierra, a costos reducidos del 90% respecto a cotizaciones ya inferiores a los valores del mercado. Para posteriormente cederlas a los grandes terratenientes, agricultores y ganaderos. Los cuales en cambio, con su lobby, han logrado manipular al Congreso para perdonar a Temer – que estaba siendo investigado – debido al impeachment. (3)

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil desde el 01/01/2019, ha estimulado la aceleración del desastre. En pocos meses, según estimaciones, se han devastado al menos 133 mil hectáreas de selva (+39% respecto al mismo periodo del año precedente). Equivalente al 44% de la superficie de Italia (301 mil ha), poco más de toda Grecia (132). Para liberar rápidamente espacio a las cultivaciones intensivas – soja OGM, aceite de palma y maíz genéticamente modificado (4) – antes que la comunidad internacional pueda reaccionar.

Europa piloteada por las oligarquías financieras, trámite Jean-Claude Juncker, en lugar de reaccionar al desastre, ha acelerado y terminado las negociaciones para un tratado tóxico sin precedentes, con los países del Mercosur. Un pacto de sangre con el recién elegido presidente brasileño de extrema derecha, que ya durante la campaña electoral había declarado públicamente como las amplias áreas protegidas, representaban un obstáculo para el crecimiento económico del país. Así mismo se negó a hospedar la conferencia mundial sobre el clima, que en el 2020 habría tenido que llevarse a cabo en Brasil.

Cadenas insostenibles, ahora #¡Basta!

Es evidente que la política dirigida por las plutocracias financieras no es capaz de promover el bien común. Hasta el punto de continuar a negociar y concluir acuerdos con países – como Brasil e Indonesia – en donde los derechos humanos fundamentales y el ecosistema vienen profanados sistemáticamente. Alejando el planeta cada más de los Sustainable Development Goals (SDGs) organizado en la Agenda ONU para el 2030.

Big Food a su vez continua a seguir políticas de suministro,producción y comercio evidentemente insostenibles, detrás de la quimera de los manuales de greenwashing que presentan grandes lagunas especialmente en algunos puntos críticos:

 

El aceite de palma y la soja OGM, #¡Buycott!

 

#¡Buycott! Es la única respuesta en grado de frenar el business as usual, así como el llamado Profit Over People (POP) que está llevando el planeta, y a quien lo habita, hacia una realidad distopía ya manifestada. Digamos entonces #¡Basta! al aceite de palma y a la soja OGM, interrumpamos de una vez por todas la demanda de estas comodidades que causan exterminio, en cualquiera de sus aplicaciones industriales. #¡Basta! a su empleo en alimentos, piensos, cosméticos, lubrificantes y “biocombustibles”, producidos para la casa etcétera.

La presión “desde abajo” funciona y debe involucrar sobre todo a los más jóvenes, en cuyas manos confiamos nuestro futuro y nuestro presente. (7) ¡People, Planet, Prosperity es justo lo que piden los Millennials, cadenas justas y sostenibles para todos y en donde sea!

Es necesario interrumpir la demanda de las mercancías que derivan de cadenas incompatibles con los principios a base de nuestra civilidad. Solo de esta manera se podrá interrumpir este círculo vicioso de explotación global de los seres humanos y la devastación de los ecosistemas, incluyendo las abejas. Obligando a “aquellos que mueven el mundo” a cambiar dirección e inserir la palabra <<Respeto>> al centro de sus estrategias. Recordamos que los consumActores son los verdaderos padrones del mercado, esa palanca que puede imponer desde abajo una transformación en la oferta. Basta interrumpir las compras, y de esta manera la rotación de los productos en los estantes, para abreviar los tiempos. Como ya sucedió, gracias al estimulo de quien escribe, para el aceite de palma.

¿Cómo lograrlo? Para comenzar, es necesario detener las compras de (aquellos pocos) productos que todavía contengan aceite de palma. Así como realizar una campaña de sensibilización de todas las empresas que utilizan soja OGM y sus derivados. Solicitamos inmediatamente revisar las políticas de suministro y definir programas para eliminar la soja genéticamente modificada, empezando por aquella sudamericana, con un tiempo coherente por cuanto se refiere a la continuidad de los procesos, privilegiando desde el inicio la compra de productos “sin OMG”. Ni siquiera en los piensos con los que vienen alimentados los animales de los que deriva la carne, los huevos y los lácteos Made in Italy.

La iniciativa viene actualmente promovida por GIFT (Great Italian Food Trade) junto con #Égalité Onlus. (8) En espera de una más amplia participación por parte de la sociedad civil, también a través de asociaciones y organizaciones con valores compartidos. La unión, hoy más que nunca, puede hacer la fuerza. ¡#NotInOurNames, #NonNelNostroNome, #CambiaLaTerra, #SaveTheBees, #FightInequality!

#Buycott!

Dario Dongo

Notas

(1) Definición adoptada por la  International Land Coalition  (ILC), en la asamblea 26/05/11 en Tirana. V. Oxfam. (2011).  La nuova corsa all’oro, Lo scandalo dell’accaparramento delle terre nel Sud del Mondo,  www.oxfamitalia.org/coltiva, 22.7.11, pag. 7
(2) Leidivan A. Frazão et al. (2012).  Soil carbon stocks and changes after oil palm introduction in the Brazilian Amazon. CGB Bioenergy, Volume 5, Issue 4,  https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/j.1757-1707.2012.01196.x
(3)  http://www.rinnovabili.it/ambiente/presidente-brasile-legalizza-land-grabbing-333/
(4)  https://www.nytimes.com/2019/07/28/world/americas/brazil-deforestation-amazon-bolsonaro.html?fbclid=IwAR1Sh5jvc_23sE3mSKTxiV04LTONp76eV52s8ytFK_i4m8dbtlToTMknhnU
(5) FAO,  Committee on World Food Security  (CFS),  The Voluntary Guidelines on the Tenure of Land Fisheries and Forests, 9.3.12, su  http://www.fao.org/fileadmin/user_upload/nr/land_tenure/pdf/VG_en_Final_March_2012.pdf
(6) FAO,  Committee on World Food Security  (CFS),  Principles for Responsible Investment in Agriculture and Food Systems,  15.10.14,  http://www.fao.org/3/a-au866e.pdf
(7) ONU, ‘The World in 2050’,  TWI2050. V.  https://www.greatitalianfoodtrade.it/idee/il-mondo-nel-2050-trasformazioni-necessarie
(8) V. https://www.egalite.org/brasile-cataclisma-pesticidi-buycott-soia-ogm-e-palma/

 

 

 

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.