Queso, calidad italiana

¿Que sería del mundo sin el queso italiano? La cocina perdería seguramente una de sus dimensiones más importantes sin los distintos tipos de queso italiano que existen. En ningún lugar esto es más cierto que en Italia, en donde los quesos italianos ofrecen una sinfonía de sabores, texturas y aromas; dando un toque fundamental a los platillos, desde los snacks y las entradas, los platos principales, las ensaladas e incluso los postres.

Los orígenes de la producción de queso son muy simples en comparación con el arte y las miles de formas que evocamos con sólo nombrarlo. Su creación deriva de la necesidad humana de preservar los alimentos y los nutrientes por periodos más largos de tiempo. Las técnicas varían de un queso a otro, pero el común denominador se divide en tres fases: coagulación de la leche, desuero de la cuajada y el proceso de maduración.

La cualidad indiscutible de estos productos, sin importar el tipo, es la calidad de la materia prima, seguida por una amplia y exquisita oferta, así como de la maestría de sus productores.

Sobre el Autor

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario